como escribir un buen titular

Cómo escribir un buen titular

Cómo escribir un buen titular
5 (100%) 3 votes

¿Te ha pasado alguna vez que has publicado un nuevo artículo en tu blog (uno al que le has dedicado varias horas) y ha pasado desapercibido porque el titular no es bueno?

Lo primero que el lector ve, lee o escucha es el titular de la noticia, publicidad o post; es decir, es lo que marca la diferencia entre el éxito o el fracaso de lo que hemos escrito. Un buen titular es capaz de venderte una revista en un quiosco o de salirte de tu red social favorita para leerte un artículo sobre peces…

El titular es el responsable de crear una buena impresión, e igual que pasa con las personas, no existen segundas oportunidades para causar una buena primera impresión.

Si la primera vez que el lector o cliente lo ve, le gusta, tenemos un 90% ganado. Muchos autores, periodistas, expertos o publicistas han hablado de los titulares y de su capacidad para atraer al lector. Por ejemplo, David Ogilvy dice que el titular es el elemento más importante de muchos anuncios. Es lo que hace al lector decidirse entre si lee o no lee un artículo.

La importancia del titular en el texto

Bovée & Arens opina como Ogilvy, y resalta que solo hay cuatro segundos para captar la atención del lector y que la gente lee cinco veces más el titular que el cuerpo del texto.

Es por eso que tenemos que tener especial cuidado y dedicación al redactar cualquier titular, ya que de nada sirve que hayas escrito un artículo extraordinario, atractivo y convincente, si el titular no vende.

  1. Funciones que debe cumplir un buen titular

    Atraer la atención

    Según Grijelmo, “los titulares han de atraer al lector y con ellos se ha de sintetizar lo que deseamos contar”.

    Con palabras como “nuevo”, “ahora” o “gratis” creamos una llamada y una urgencia que atraen al usuario a leer o comprar lo que le hemos puesto delante.

    Seleccionar la audiencia o público objetivo

    Una función de nuestro titular es segmentar y enfocar nuestro artículo o producto a quienes realmente son nuestro público objetivo, nuestro cliente.

    Queremos que nos lean y nos compren pero no que nos lea alguien al que jamás le interesaría nuestro producto. Aquí vale más la calidad que la cantidad.

    Cuando tu producto es un gimnasio y escribes un artículo para perder peso, lo que quieres es llegar a esas personas que están pensando en apuntarse y empezar a hacer ejercicio para adelgazar. 

    Comunicar 

    El titular debe ser claro, no llevar a engaños. De un primer vistazo el lector debe saber de lo que le vas a hablar. No hablamos de que no cree sorpresa en el lector, sino que le cuente lo suficiente como para que se haga una idea de lo que va el texto y le interese leerlo.

    Conducir al lector al cuerpo del texto

    Este punto va en sintonía con el anterior. El titular del texto debe crear un impulso a que sigan leyendo. Debe estimular la curiosidad del lector. Para ello hay diferentes técnicas: desde hacer una pregunta y que se responda en el artículo, hasta crear cierto misterio como con “trucos para vender más”, hacer listas como por ejemplo “10 cosas que no debes hacer si quieres vender más”, realizar afirmaciones como “sabemos lo que necesitas para vender más”…

    Estimular la curiosidad
    Crear una necesidad
    Hacer una pregunta que se conteste en el cuerpo del texto

 

  1. Longitud de un buen titular

En cuanto a lo que debe medir… aquí no vale “el que más larga la tiene”. Según dice la teoría, si titulamos para periódicos tradicionales, no debe sobrepasar las 13 palabras; y si escribimos para internet, debe tener menos de 60 caracteres.

Pero la realidad es que un buen titular debe ser breve y conciso, pero no tiene porqué ser corto. Parece que es una contradicción pero en realidad lo que queremos decir es que cada palabra que contenga tiene que tener valor. 

  1. Qué no debes hacer

Podríamos hacer una lista interminable de errores que se comenten al hacer titulares, como hacer algo demasiado largo y aburrido. Sin embargo lo que hay que resaltar en este punto es que jamás debes prometer más de lo que vas a entregar. Crear falsas expectativas al usuario lo único que va a hacer es que deje de confiar en ti y no vuelva a leerte.

Otra cuestión importante también es no andarse por las ramas, no eres poeta ni estás en el siglo XV. Debes ser directo y conciso. No nos vale un titular del estílo de…”Sentirse bien pesando menos está en tu mano”. Nosotros lo cambiaríamos y dejaríamos algo así: “Adelgaza y siéntete bien comiendo sano” o “Pasos para adelgazar sin pasar hambre”.

Anteriormente ya os hablamos de Cómo escribir para internet y en otro artículo os hablaremos del copy positivo y negativo a la hora de escribir y cómo utilizarlo para llegar al corazón del lector.

  1. Tipos de titulares:

    • Informativo

      Es el más común para casi todos nosotros. Lo vemos diariamente en periódicos y noticias online. Es directo, concreto y va a la acción sin dar rodeos.

    • Emocional

      Una forma de titular es llegar al lector a través de sus sentimientos. Dependiendo del texto del que hablemos es más fácil o se complica la historia. Una técnica es hablarle siempre de tú a tú, utilizando el realismo como arma. Si hablamos de accidentes de tráfico, de seguros del hogar o de informaciones sobre un desastre natural siempre es más fácil, pero esto también es útil a la hora vender un perfume o un test de embarazo…

    • Oferta

      Crea una urgencia en el usuario. Puede incluir palabras como “gratis”, “no te pierdas…”, “últimos días para…”, “descuentos especiales…”.

    • Instrucción

      Es un titular diferente a los demás en cuanto a la forma ya que da una orden al lector de lo que debe de hacer. Un titular de estas características sería: “Si quieres adelgazar sigue leyendo”.

    • Insólito

      Crea curiosidad en el lector, hace que siga leyendo. Ejemplo: “Lo nunca visto en técnicas para adelgazar”. 

    • Curiosidad

      Es parecido al anterior, incluso puede confundirse con él, hace que el lector se interese por el resto del texto gracias a una llamada a la acción. Un titular de estas características sería: “Con estas técnicas perderás peso sin darte cuenta”.

    • Exageración

      Este tipo es tan utilizado que no nos damos ni cuenta cuando lo vemos. Se basa en dar datos desproporcionados para ensalzar un producto o servicio o para hacer más increíble una situación. Por ejemplo: “Pierde 10 kilos en un día con estos ejercicios”. 

      Con este tipo de titulares nos jugamos la credibilidad y que nuestro lector no confíe más en nosotros.

      titular como escribir buen titular



Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra "Política de Cookies". política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies