Escribir en internet para atraer enamorar a tu cliente

Cómo enamorar a tu cliente para que no te deje nunca

Las personas enamoradas son felices, fieles y comprometidas, eso es lo que buscamos en nuestros clientes.

Atraer es relativamente fácil, solo necesitamos algo atractivo y que llame la atención; lo complicado viene después. Queremos que después de la primera visita no solo le gustemos, sino que se quede prendado de nosotros, queremos seducirle hasta enamorarle.
Esperamos que con estos diez tips puedas llegar un poco más hasta el corazoncito de ese cliente ideal y consigas que se le iluminen los ojos con solo pensar en ti.

1. Se atractivo

Las personas somos seres visuales por naturaleza y eso se ha intensificado cada vez más en los últimos años. Cada vez leemos menos y vemos más. Nos gustan las imágenes, los videos y cualquier cosa que nos entre por los ojos. Así que para ser más atractivos tenemos que vestirnos bien, empezando por nuestra imagen corporativa, nuestro logo y nuestro producto. Además, debemos vigilar la imagen que damos con el mailing, las llamadas de atención, nuestra web, o nuestros posts… todo debe ir enfocado a encantar al usuario. La comunicación debe ser cuidada la máximo.

2. Sé agradable y sonríe a menudo

Las personas no pueden resistirse a una sonrisa. ¡Pruébalo! Sal por la mañana y sonríe. La respuesta es que la gente te mira, muchos te devuelven la sonrisa, pero ya han picado, les has atraído con tu sonrisa. Lo mismo pasa con la amabilidad. A todo el mundo le gusta que le hagan sentir bien, así que diferénciate de los demás en ser el que más contento tiene a su cliente dentro y fuera de las redes.

3. Cuida la educación

Da las gracias, pide perdón y diferencia el humor y la grosería. En comunicación este punto parece muy básico pero no sabes las relaciones que se rompen por un mal entendimiento o porque no ha llegado una disculpa a tiempo.
No hace falta tratar de usted a todo el mundo (aunque dependiendo de en qué sectores es aconsejable), simplemente recuerda lo que te enseñó tu madre de pequeño o lo que te decían en el cole: da los buenos días, pide las cosas por favor, se agradecido… normas básicas de educación.

4. Cumple siempre

En relación con el punto anterior, si has prometido algo, cúmplelo. Cualquier relación se basa en la confianza y en comunicación más… así que si no haces lo que no solo perderás un cliente para siempre, sino que es muy posible que no lo recuperes jamás. Además, existe una teoría que afirma que“un cliente feliz se lo dirá a una o dos personas, y uno infeliz se lo hará saber a 10 personas”.

Si has tenido una mala crítica, asúmela y demuestra preocupación. Una buena opción es dar soluciones inmediatas como la reposición del producto o un descuento en su próxima compra.

5. Conecta a nivel intelectual

Las conversaciones coquetas y vacías pueden llegar a ser dulces. Pero pasado ese punto de ligoteo, cuando queremos fidelizar a un cliente, no funcionan.
Háblale a su inteligencia, busca sus metas, sus ambiciones y sus aspiraciones, y dale contenidos de calidad. Pero cuidado con resultar pedante o utilizar un lenguaje demasiado técnico. Revisa quién es tu cliente ideal primero…

6. Demuestra quién eres

Si quieres que realmente se enamore de ti, muéstrale todo de ti y dale un buen servicio. Tal vez le gustes por tu personalidad o por tu imagen, pero estamos seguros que si le demuestras lo que vales no se podrá resistir. Impresiónalo, dale la oportunidad de admirarte por quién eres.

7. Mantén el contacto

Si desapareces de su vida se olvidará de ti. Cuídalo, dale mimos y busca lo que necesita. Pero cuidado, si le agobias se irá. Corres el riesgo de convertirte en spam si te pasas de cariño y que te bloquee. No queremos una relación rota porque le estés acosando. Cuida la comunicación como si de tu pareja se tratara.

8. Pero no le persigas

Las personas adoran ir en búsqueda de un buen romance. Ellos se toman su tiempo para enamorarse, pero cuando lo hacen, se enamoran completamente.
Deja sepa que te gusta mucho, pero si le persigues huirá.
Tiene que ser él el que dé el primer paso. No desesperes, con paciencia y trabajo, el amor llegará.

9. No des la relación por hecho

¿Le gustas? ¿Crees que está enamorado? Sigue trabajando como si fuera una carrera de fondo. No te descuides ni un día. En el amor hay que mantener viva la llama y eso quiere decir que debemos ir echando un poco de leña todos los días al fuego.

10. Y por último… disfruta del viaje

El amor es un sentimiento maravilloso y debe ser recíproco para que funcione. Enamora a tu cliente y (lo más importante) enamórate de él, solo así conseguirás tener una relación feliz.

Etiquetas:
,


Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra "Política de Cookies". política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies